KATHMANDU – NEPAL


Tantas anécdotas e historias escuchadas de boca de Eduardo durante mucho tiempo sobre este bello país, su  gente  y sus montañas, las hacía sentir a Moo y a Fede muy ansiosas. Y fue así, Nepal nos empezó a cautivar apenas aterrizamos, un pequeño aeropuerto bastante rustico y con poca infraestructura. La visa se realiza on arrival en una máquina donde se completa un formulario, te saca la foto, pasas por un mostrador, pagas y listo, unas sonrisas ya estábamos en Katmandú.

Al llegar muy tarde y ya de noche nos fuimos directo un Hotel familiar en la zona de Thamel, comimos algo ahí mismo, probamos unos ricos momos (como los dumpling chinos)  y a descansar, la mañana siguiente era un día diferente en el viaje y especial para Moo, nos íbamos a encontrar con María y Carlos, su amiga de la adolescencia que había decidido tomar sus vacaciones compartiendo algunos días con nosotros en esta aventura alrededor del mundo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El lugar de encuentro era la Estupa de Boudhanath, donde asisten miles de peregrinos a orar y caminar a su alrededor en el sentido de las agujas del reloj haciendo también girar las ruedas de oración. Iba a ser fácil encontrarnos, todos dan la vuelta a la estupa en el mismo sentido entonces nosotros nos sentamos en un costado a esperar. Que alegría ese encuentro!!!

fb_img_1480161911630
Durante el terremoto de abril del 2015 esta estupa sufrió varios daños, su pirámide central está todavía en refacción, lo que hace que no se pueda apreciar sus tan representativos ojos de buda pintados a su alrededor. Pero el lugar es mágico, devotos girando las ruedas de oración, mujeres recitando el mantra “om mani pademe hum” con un mala (rosarios tibetano) en sus manos, algunos turistas observando estos rituales y muchos pequeños negocios donde venden todo tipo de souvenir budistas, banderas de oración, tankas pintados a mano, cuencos tibetanos, etc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

20160825_103201

Nuestro viaje por unos días comenzó otro ritmo, seguir conociendo y aprendiendo de nuevas culturas pero ahora de a 5.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En esta capital hay más de 130 monumentos que visitar, todo no se puede!! , así que comenzamos por visitar Patan, una de las ciudades budistas más antiguas del mundo y por suerte una de las menos afectadas por el terremoto. Las antiguas ciudades nepalíes contaban con una plaza, llamadas Durbar, a su alrededor se encontaban palacios reales, templos y santuarios.
La Durbar Square de Patan conserva gran cantidad de estos edificios, la mayoria de madera y  ladrillo con techos superpuestos parecidos a las pagodas, plazas y callejones que se comunican unas con otras, negocios repletos de artesanías y ropa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

La entrada a este sitio es paga y dura una semana, Patan está a 11 km del centro, siendo 5 nos convenía llegar en taxi y arreglar un precio por ida y vuelta, tratamos de disfrutar el día a pleno recorriendo sus calles, templos, negocios (incluido regateo), sentarnos a disfrutar de las mujeres haciendo potería en grandes cantidades en una de las plazas y observar detenidamente como las pintan, disfrutar del contacto con la gente e intercambiar algo de información sobre su cultura y comenzar a disfrutar de esa simpatía que tanto nos cautivó y  terminar esta visita disfrutando de un riquísimo curd, yogur casero de yak.

20160802_114651

 

20160802_113957

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El barrio de Thamel, cerca de donde estábamos alojados, está repleto de bares, restaurantes, hoteles económicos, negocios de souvenir y de ropa de montaña, y por supuesto turistas y más turistas. El lugar hace que no dejes de comprarte algo, en cada negocio cajas con ofertas precio imperdibles, aprovechamos para comprar pantalones y camisas de manga larga para los trekking que teníamos pensado hacer acá y que también nos servirían para Tanzania.

Al día siguiente tempranito nos encontramos en la Estación de buses (una avenida grande con un bus detrás del otro) y buscamos el que fuese igual al de la foto del ticket que habíamos comprado el día anterior. Con galletas, agua y unos panes partimos rumbo hacia Pokara, el camino fue largo, casi 8 horas con varias paradas para comer e ir al baño. No podíamos dejar de comer dal bhat, comida típica nepalí que consiste en una sopa de lentejas (dal), acompañado de arroz (bat), una salsa muy picante, papas y a veces un poquito de yogur y algunas verduras verdes cocidas, riquísimo!!! Y mejor si se come con la mano como lo hacen acá.

20160801_142458

Nuestra vista a Nepal terminaba nuevamente en Kathmandu, ya que decidimos entrar a la India por aire para no perder tanto tiempo haciendo los trámites para la visa (un día se pide turno, otro día se presentan los papeles y otro día, luego de 7 días, se retira), en cambio entrando por un aeropuerto la visa se aplica por internet por un mes (suficiente para nosotros) y en 1 día recibís el formulario que hay que presentar en el aeropuerto de llegada al país y además es sin costo para argentinos.

Luego del trekkking en estos últimos días en Kathmandu anntes de partir a la India, visitamos el templo de Swayambhunath, más famoso como Templo de los monos (nosotros solo vimos 4!!!!), para poder apreciarlo en su totalidad hay que subir 365 escalones de una empinada escalera, esta estupa repleta de incienso y banderas impacta con sus ojos de buda desde lo alto. Hasta acá llegamos caminando, como nos gusta a nosotros así podes ir viendo cómo vive la gente y como se desenvuelven en este país.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Motos, autos, taxi, rickshaw, bicicletas, microbús, mucho tránsito y mucha bocina, así es Kathmandu, gente sonriente, vacas, templos, ofrendas, figuras de dioses hindúes en las esquinas, incienso, flores, banderas de oración, sadhus (los hombres sagrados hindúes que anda descalzos, vestidos de naranja o a veces desnudos), artesanías, grupo de hombre tomando masala (el mejor té con leche que hemos probado), niños jugando y el infaltable “NAMASTE “ que se escucha a cada paso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

En esta alocada ciudad nos quedaba por visitar el Durbar Basantapur , muy afectado por el terremoto aún sigue igual, escombros y palos apuntalando paredes en todos los edificios y templos, da mucha lastima verlo así. Delante de cada edificio o templo hay un cartel donde muestra como era el lugar antes de la tragedia. Nosotros tenemos el recuerdo de las fotos del lugar de cuando vino Eduardo hace 30 años para hacer el trekking del campo base del Everest y subir el Island Peak.

20160827_095908

Categorías:ASIA

nos querés decir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: